sopa castellana

La sopa de ajo es una joya de la gastronomía española. También conocido como sopa castellana, este delicioso plato tiene su origen en la zona de Castilla. Se conoce que los pastores de esta región lo crearon debido a que necesitaban un plato que les calentara en las frías noches de invierno y que además, les proporcionara una buena dosis de energía.

 

Al ser un plato popular, la forma de elaborarlo varía según la zona, el hogar, o incluso según las preferencias de la persona que la elabora. El punto en común es que con ingredientes básicos que podemos encontrar en cualquier despensa (ajos, huevo, algo de carne, un poco de aceite…) elaboraremos un plato consistente, sabroso y sano.

Aquí os presentamos nuestra receta favorita. Sin embargo, recordad que la cocina es creatividad y no os cortéis a la hora de innovar y añadirle más ingredientes afines.

 

¿Qué necesitamos para hacer sopa de ajo?

Ingredientes para 4 personas:

– 150 g de pan candeal o similar

– 100 g de chorizo
– 4 dientes de ajo (Imperio Garlic, para asegurarnos la mejor calidad 😉 )
– 4 yemas de huevo (opcional)
– 1 cucharada de pimentón
– Aceite de oliva virgen extra
– Sal

Para elaborar el caldo:

– 1/2 kg de carcasa o alas de pollo
– 400 g de puntas o hueso de jamón
– 1 cebolla
– 1 puerro
– 1 zanahoria
– 3 o 4 ramas de perejil
– Sal

sopa de ajo

Cómo hacer sopa castellana, ¡manos a la obra!

  1. Juntamos todos los ingredientes del caldo en una olla rápida. A continuación, cubrimos de agua (entre litro y litro y medio) y cocemos durante una hora, aproximadamente. Dejamos que se temple, para luego colar y desengrasar con una cuchara (la grasa flota en la superficie, así que es fácil quitarla para asegurarnos de que sea un plato saludable).

    2. Doramos los ajos (¡los auténticos protagonistas de esta receta!) en aceite abundante (unas 6 cucharadas) a fuego suave. Los retiramos y los reservamos para más tarde.

    3. En el mismo aceite, rehogamos el chorizo cortado en rodajas finas. De nuevo, retiramos y reservamos.

    4. Tostamos el pan troceado en el mismo aceite.

    5. Espolvoreamos el pimentón por encima, mezclamos y rehogamos unos segundos. Rápidamente añadimos el caldo, los ajos y el chorizo y hervimos suavemente entre 5 y 10 minutos.

    6. Corregimos de sal y terminamos con una yema de huevo por persona en cada cuenco (opcional).

 

  1. Paso más importante: Cogemos la cuchara y disfrutamos 😉

 

Como habéis visto, elaborar sopa de ajo es muy sencillo. Además, es un plato saludable, debido a que contiene proteínas, carbohidratos y vitaminas. ¡Una navaja suiza de la cocina española! Y recordad que no sólo vuestro paladar estará contento, sino todo vuestro cuerpo: los beneficios del ajo nos aseguran que esta receta aportará todo tipo de ventajas para nuestra salud. Así que desde Imperio Garlic os recomendamos hacer una excursión al mercado y disfrutar del placer de cocinar 🙂