calabaza rellena

La calabaza rellena es un excelente plato para esta época del año. Con Halloween recién terminado y en plena época de calabazas, es uno de los platos más sabrosos para los fríos meses del otoño y el invierno. Sabrosa pero ligera a la par que caliente, tiene todos los ingredientes para ser un plato de invierno en el que no se nos van los kilos. Puede ser una excelente cena o un buen primer plato para la comida.

Como con casi todos los platos rellenos, el tipo de relleno puede ser de lo más variable y el consejo es siempre el mismo: llenémosla de aquello que nos guste. Mientras unos optan por el queso, otros eligen la carne y hay quien incluso apuesta por ambos. Nuestra propuesta cuenta con ajos Imperio, setas y espinacas; para así darle un gusto delicioso y, también, para ayudar a cuidar la línea.

Las setas las hay de muchas clases y esta es una excelente época para ir a buscarlas. Pueden ser cogidas directamente en la naturaleza si tenemos cuidado, sabemos distinguir las buenas de las venenosas y tenemos la ocasión de dar un paseo por el bosque. Sin embargo, la opción más segura siempre será recurrir a las setas que podamos comprar en nuestro supermercado de confianza.

 

¿Qué se necesita para hacer la calabaza rellena de espinacas, setas y ajos Imperio?

Ingredientes para 4 personas

  • 1 calabaza mediana
  • 250 g. de espinacas
  • 300 g. de setas
  • 2 cucharadas soperas de soja
  • 2 dientes de ajo imperio
  • Pimienta negra
  • Levadura de cerveza.

calabaza rellena

Cómo cocinar la calabaza rellena

  1. En primer lugar debemos cortar la calabaza por la mitad, lo que puede ser peligroso y difícil, ya que la piel es muy dura. Una vez hecho esto, debemos quitarle las pipas.
  2. Se realizan unos cortes para que pueda retirarse más fácilmente la pulpa y, una vez hechos, se introduce la calabaza en el horno a 180ºC durante 45 minutos.
  3. Tras sacarla del horno, se vacían las mitades de la calabaza y se reserva la pulpa para utilizarla en el relleno.
    Para el relleno hace falta sofreír dos ajos, las setas y las espinacas; se añade la pimienta negra, la salsa de soja y, en último lugar, la pulpa de la calabaza.
  4. Una vez hecho, se rellena la calabaza con lo que hemos sofrito y se le espolvorea por encima levadura de cerveza, que le da un sabor muy similar al del queso rallado.
  5. Se hornea al grill durante 10 minutos y luego se le ponen semillas de sésamo por encima… ¡Y a comerla!