sopa de shiitake-portada

La sopa de shiitake es una de las muchas sopas de las que puede presumir la gastronomía japonesa. Ligera y fácil de hacer, está repleta de beneficios para nuestro organismo dado los ingredientes que utiliza. Y es que en el país nipón es muy común preparar este tipo de sopas nutritivas y especialmente en su versión caliente, se suele tomar a cualquier hora del día, bien sea a la hora de comer o como plato principal para una ligera cena.

Como suele ocurrir en estos casos, los ingredientes pueden variar de una parte a otra del país, pero los elementos básicos son los mismos. Para la preparación de la sopa de shiitake el ingrediente principal es, como su propio nombre indica, es el shiitake. Una seta de intenso sabor la cual nos puede recordar al sabor de los boletus.

La seta u hongo shiitake puede encontrase fresco, seco o congelado. Su secado hace, que su duración sea muy larga y que su aroma se potencie. Consumido desde hace cientos de años, el shiitake es rico en lentinano, un polisacárido que regenera y refuerza las defensas del organismo de una manera sorprendente y posee un potente efecto anticancerígeno.

sopa de shiitake-ajo negro

¿Qué necesitamos para hacer sopa de shiitake?

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 bandeja de setas shiitake.
  • 1 litro de caldo de verduras.
  • Aceite de girasol.
  • 3 dientes de ajo negro de Imperio Garlic para darle más sabor.
  • 2,5 cm de jengibre fresco.
  • 1 cucharada de soja.
  • Un poco de cilantro.

Cómo hacer sopa de shiitake

  1. Primero debemos limpiar muy bien las setas, al sacarlas de la bandeja, para comprobar que no queda nada de tierra en ellas. Posteriormente las laminamos en pequeños trozos (aunque hay recetas que colocan las setas shiitake enteras, según gustos)
  2. Cogemos una cazuela, colocamos un poco de aceite en la base y doramos los ajos negros de Imperio Garlic sin pasarnos demasiado en el tiempo de cocción. Hacemos lo mismo y al mismo tiempo con el jengibre fresco.
  3. Posteriormente añadimos las setas shiitake y las salteamos junto al jengibre y los ajos negros.
  4. Es hora de incorporar el caldo de verduras y lo llevamos a ebullición. Aquí es cuando echaremos la cucharada de soja.
  5. Para finalizar vertemos la sopa resultante en cuencos. Y para darle un toque más especial, adornamos la sopa con cilantro y ¡listo!

Como habrás podido comprobar la sopa de shiitake es una receta muy fácil de elaborar y muy sabrosa que lo puedes acompañar de pan de ajo casero. ¿Te animas a prepararla? 😉